Seleccionar página

La biometría aplicada a la ayuda humanitaria y a la lucha contra la pobreza

por | Verificación de Identidad

La documentación personal es crucial en la vida cotidiana de la mayoría de las sociedades modernas. Según normas administrativas, verificar la identidad es fundamental para diversas actividades como registrar nacimientos, casarse, conseguir trabajo, acceder a vivienda, atención médica, beneficios sociales, educación y solicitar permisos oficiales. Por ello, muchos países han implementado sistemas de documentos nacionales de identidad capaces de identificar al titular y de certificar su estado civil y también su nacionalidad.

En la mayoría de los países, los extranjeros con residencia legal reciben un permiso de residencia que también funciona como documento de identidad. Para los refugiados, la carencia de documentos puede ser problemática, ya que deben demostrar tanto su identidad como la legalidad de su presencia en el país. En ciertas naciones, la falta de documentación puede resultar en detención o expulsión inmediata, lo cual es especialmente grave para un refugiado, pudiendo enfrentar el riesgo de ser devuelto a su país de origen.

Los refugiados, debido a las innumerables circunstancias que los llevan a abandonar sus países, pueden tener mayores probabilidades que otros extranjeros de carecer de documentación personal.

Problemas asociados a falta de documentos de identificación

La falta de documentación puede generar una serie de problemas adicionales. No solo nos encontramos ante dificultades legales, como detenciones o expulsiones, sino también ante obstáculos para acceder a servicios básicos y beneficios sociales. Sin documentos, pueden encontrar complicaciones para obtener atención médica, educación o empleo, limitando así sus oportunidades de integración y bienestar en el país de acogida.

Esta situación no es solo exclusiva de los refugiados en entornos urbanos, también se presenta en campos de refugiados y en países con altos niveles de pobreza. En estas áreas, la identificación puede ser aún más complicada debido a la falta de infraestructura administrativa y a las condiciones precarias en las que viven las personas. Las organizaciones de ayuda humanitaria se enfrentan a retos significativos al intentar proporcionar asistencia a quienes carecen de documentación, ya que la falta de identificación puede dificultar la distribución equitativa de recursos y servicios.

Además, en contextos de conflicto o crisis, la pérdida o destrucción de documentos es frecuente, lo que agrava la situación de vulnerabilidad de los afectados. La falta de documentación adecuada afecta la vida diaria de los refugiados y puede obstaculizar su capacidad para recibir protección internacional y acceder a soluciones duraderas, como la reubicación o la repatriación voluntaria.

Antes de entrar en posibles soluciones, vamos a hacer un repaso por la historia.

Documentos de viaje, una solución de la Convención de 1951

La Convención de 1951 establece que los Estados Contratantes deben expedir documentos de viaje a los refugiados que se encuentren legalmente en su territorio. Estos documentos permiten a los refugiados trasladarse fuera del territorio del Estado contratante, salvo que existan razones de seguridad nacional que lo impidan. Además, los Estados se alientan a tratar con benevolencia a aquellos refugiados que no pueden obtener un documento de viaje del país en el que residen legalmente.

Antes de la Convención de 1951, varios acuerdos internacionales ya preveían la expedición de «certificados de identidad» o «pasaportes Nansen» a los refugiados. Estos documentos cumplían con funciones tanto de identificación como de documento de viaje, facilitando los desplazamientos internacionales de los refugiados.

La importancia del artículo 27 y 28 de la Convención

La Convención de 1951 adoptó un enfoque más liberal en comparación con los acuerdos anteriores, ampliando la expedición de documentos de viaje e identidad a una mayor cantidad de refugiados, independientemente de su situación legal en el país contratante.

El artículo 28 de la Convención establece que los Estados contratantes deben expedir documentos de viaje a los refugiados que se encuentren legalmente en su territorio, a menos que existan razones de seguridad nacional o de orden público que lo impidan. También se alienta a los Estados a expedir estos documentos a cualquier otro refugiado que, de otro modo, quedaría sin un documento de viaje.

Para aquellos refugiados que no puedan obtener un documento de viaje conforme al artículo 28, la Convención introduce el artículo 27, que obliga a los Estados a expedir documentos de identidad a todos los refugiados que no posean un documento de viaje válido.

El propósito del artículo 27 es garantizar que todos los refugiados, incluso aquellos que no residan legalmente en el territorio del Estado contratante, tengan al menos un documento de identidad. Aunque el artículo 27 no especifica la naturaleza del documento de identidad, su objetivo es proporcionar a cada refugiado los medios para demostrar su identidad, dejando a discreción de cada Estado la forma y el contenido del documento expedido.

¿Aplican todos los países lo dispuesto en la Convención?

Aunque la Convención de 1951 establece obligaciones claras para los Estados contratantes respecto a la expedición de documentos de viaje y de identidad para los refugiados, la práctica varía significativamente entre los diferentes países.

En general, los Estados que tienen procedimientos establecidos para determinar la condición de refugiado suelen proporcionar algún tipo de documentación que acredite la identidad y la condición de refugiado de las personas reconocidas como tales. Esta documentación puede variar desde certificados de refugiado hasta documentos de identidad que también sirven como prueba del derecho a residir y trabajar en el país. En algunos casos, los refugiados reconocidos reciben tarjetas de residencia que cumplen funciones de identificación.

Sin embargo, hay países que no cuentan con un sistema de documentos nacionales de identidad o permisos de residencia. En estos casos, los refugiados reconocidos pueden recibir una carta que confirma la aprobación de su solicitud de asilo y/o estatus de refugiado.

Por otro lado, en la mayoría de los Estados que no son partes en la Convención o el Protocolo, los refugiados no tienen posibilidad de ser reconocidos oficialmente ni de obtener documentos de identidad que los acrediten como refugiados.

Además, hay países que, siendo partes en la Convención y el Protocolo, continúan aplicando limitaciones geográficas que restringen su responsabilidad a los refugiados como resultado de los acontecimientos que ocurren en Europa.

Suplencia de documentos de identidad provisional 

En muchos casos, los refugiados han perdido sus documentos de identidad durante su huida o no tienen la posibilidad de ser reconocidos oficialmente como refugiados. Este escenario complica la distribución de ayuda humanitaria y el reconocimiento formal de su estatus.

No podemos olvidar que el objetivo principal de la asistencia humanitaria es proporcionar una respuesta de emergencia basada en las necesidades, destinada a salvar vidas, prevenir y mitigar el sufrimiento humano, y garantizar la dignidad de las personas.

Pero, ¿qué hacer cuando más de 850 millones de personas en todo el mundo no están identificadas?

Sin duda, esto representa un obstáculo significativo para la prestación de ayuda. Sin embargo, la biometría aplicada a la ayuda humanitaria ofrece una solución provisional y efectiva a este problema. El reconocimiento facial puede cerrar la brecha de beneficiarios no identificados. Esto garantiza una entrega más eficaz de la asistencia, asegurando que la ayuda llegue a quienes realmente la necesitan

Registro de beneficiarios y distribución de ayuda humanitaria 

Las crisis humanitarias representan un reto cada vez más complejo. Con frecuencia, estas situaciones se caracterizan por su gravedad, complejidad y duración prolongada, afectando a numerosos países que requieren asistencia urgente. Estas crisis abarcan una amplia gama de conflictos, entre los que destacan los conflictos armados. Se observa una tendencia preocupante hacia la prolongación de estas crisis, con más del 75% de la asistencia humanitaria internacional dirigida a beneficiarios a largo plazo.

En respuesta a este panorama, existe un consenso internacional claro sobre la necesidad de maximizar el uso de sistemas y enfoques de protección social en entornos frágiles y afectados por este tipo de conflictos. Este enfoque busca ofrecer respuestas más eficaces y sostenibles para abordar las necesidades de las poblaciones afectadas, lo que incluye también una gestión eficiente y segura de la identidad.

La biometría aplicada a la ayuda humanitaria, al permitir el registro único y seguro de los refugiados mediante la captura de sus rasgos faciales, ofrece una solución en este sentido. Esto garantiza que las personas puedan preservar la identidad, en otras palabras, ser quiénes realmente son. Además, asegura que la distribución de recursos sea más justa y equitativa, incluso en situaciones donde los documentos de identidad no están disponibles.

En el contexto de los campos de refugiados, donde la documentación oficial puede ser escasa o inexistente, la biometría aplicada a la ayuda humanitaria se convierte en un recurso invaluable. Se utilizan principalmente dos enfoques biométricos: la verificación 1:1 y la identificación 1:N.

Verificación de beneficiarios 1:1

La verificación 1:1 consiste en comparar la biometría presentada por una persona con un único registro en la base de datos para confirmar su identidad. Este método es utilizado para verificar que la persona que se presenta es quien dice ser y recibe el nombre de uno a uno porque se comparan los datos biométricos de un sujeto con un único perfil biométrico.  Por ejemplo, un refugiado puede presentar su cara, que se compara con su template biométrico registrado en su archivo personal. Si coinciden, la identidad es verificada y la persona puede recibir asistencia.

Identificación biométrica 1:N en campos de refugiados

Implica comparar la biometría presentada contra todos los registros en una base de datos centralizada para identificar a una persona entre muchas. Este método es esencial para evitar duplicaciones y fraudes, asegurando que cada beneficiario está registrado una sola vez y recibe la ayuda adecuada. En un campo de refugiados, este sistema de biometría aplicada a la ayuda humanitaria permite que un nuevo refugiado sea identificado rápidamente entre miles de registros mediante una sola toma de biometría, como una foto.

La biometría facilita una entrega más eficaz de la ayuda, no solo de alimentos, sino también de transferencias en efectivo. Este método mejora la precisión e integridad de las intervenciones, ofreciendo una solución robusta a los problemas de registros duplicados de beneficiarios. Al implementar sistemas biométricos, los donantes e instituciones pueden tener un mayor control sobre el destino de la ayuda, asegurando que cada persona reciba la asistencia que necesita, reduciendo significativamente el riesgo de fraude y aumentando la transparencia en la distribución de recursos.

Mencionar también que la biometría aplicada a la ayuda humanitaria puede ayudar a que las agencias correspondientes emitan tarjetas de racionamiento de manera precisa a un campamento específico. Esto sustituiría la necesidad de transportar grandes volúmenes de alimentos entre países, simplificando así el proceso logístico y garantizando una distribución más eficiente de provisiones.

El uso de la biometría en la solicitud de asilo

Otro ámbito de aplicación de la biometría aplicada a la ayuda humanitaria puede ser el proceso de solicitud de asilo con el objetivo de gestionar y verificar las identidades de los solicitantes.

La biometría se emplea para verificar la identidad de los solicitantes de asilo,  consiguiendo que sus solicitudes se tramiten de manera eficiente. Este proceso implica la recolección de datos biométricos para evitar el fraude y asegurar que los documentos presentados sean auténticos. La verificación biométrica ayuda a prevenir múltiples registros de una misma persona, garantizando así un manejo más justo y ordenado de los casos de asilo.

Biometría de voz para call centers humanitarios

Otra tecnología que está cobrando fuerza en este campo es la biometría de voz, especialmente en los call centers dedicados a brindar soporte y servicios a las comunidades afectadas.

Los call centers humanitarios son vitales para gestionar la comunicación entre las organizaciones de ayuda y sus beneficiarios. Estos centros de llamadas no solo brindan asistencia directa, sino que también recopilan feedback, gestionan quejas y proporcionan información crítica en tiempos de crisis. La integración de la biometría aplicada a la ayuda humanitaria en estos centros puede mejorar significativamente la eficiencia y seguridad del servicio.

Nicknames y autenticación biométrica

Uno de los desafíos en la prestación de servicios a través de call centers es la identificación de los usuarios de manera rápida y segura. Tradicionalmente, esto se ha logrado mediante preguntas de seguridad, códigos de identificación o nicknames, pero estos métodos pueden ser susceptibles a errores y fraudes.

Además, muchas veces, tener que proporcionar datos personales puede causar vergüenza a los beneficiarios por diversas razones, incluyendo situaciones de vulnerabilidad o estigmatización.

Con la biometría de voz, los receptores de ayuda solo tienen que registrar inicialmente su voz por medio de una frase que normalmente será fija. Su voz se graba y se asocia con su perfil biométrico, creando una forma segura y fácil de autenticación.

Gestión de feedback comunitario

La biometría de voz también facilita la gestión del feedback comunitario. Cuando los beneficiarios se comunican con el Community Feedback Management, que actúa como un centro de llamadas para gestionar y responder a las necesidades de la comunidad, su identidad puede ser verificada instantáneamente a través de su huella vocal. Esto acelera el proceso de verificación y asegura que la información recopilada provenga de fuentes auténticas, mejorando la fiabilidad de los datos.

Biometría facial inclusiva para programas de ayuda social (ONGs o charities)

La biometría facial se está convirtiendo en una herramienta beneficiosa para ONGs cuando hablamos de implementación de programas de ayuda social, ya que garantiza una focalización y un seguimiento eficaz. Algunos de los casos de uso en los que encuentra aplicación son los siguientes:

Integración de biometría en la distribución de efectivo

La distribución de efectivo es una estrategia clave para proporcionar apoyo inmediato y flexible a las familias en situación de vulnerabilidad. Sin embargo, una de las mayores complejidades es asegurar que los fondos lleguen a los destinatarios previstos y se utilicen de manera adecuada. La biometría facial ofrece una solución efectiva a este problema.

La implementación de la biometría facial en el proceso de registro permite crear una base de datos segura de beneficiarios. Las organizaciones pueden garantizar que cada individuo sea registrado una sola vez al capturar y almacenar características faciales únicas, evitando duplicaciones y fraudes. Durante la distribución de efectivo, la verificación biométrica asegura que los fondos sean entregados únicamente a las personas registradas, manteniendo la integridad del programa.

Acceso biométrico a microfinanzas

Además de la distribución de efectivo, el acceso a microfinanzas, como préstamos, es crucial para ayudar a los hogares en riesgo de exclusición financiera a mejorar su situación económica a largo plazo. La biometría inclusiva juega un papel importante en este contexto al facilitar un acceso equitativo a estos servicios.

El uso de la biometría facial también facilita el seguimiento y la evaluación de los programas. Al verificar la identidad de los prestatarios en cada etapa del proceso, las organizaciones pueden monitorear el uso de los préstamos y asegurar que se están cumpliendo los objetivos del programa. Esto mejora la transparencia y la rendición de cuentas, permitiendo ajustes oportunos para maximizar el impacto de la ayuda.

Focalización efectiva y aumento de resiliencia

Una focalización efectiva es fundamental para maximizar el impacto de los programas de ayuda social. La biometría facial permite identificar y registrar de manera precisa a los beneficiarios más necesitados, asegurando que los recursos se distribuyan de manera equitativa. Además, una respuesta rápida puede marcar la diferencia entre la recuperación y el empeoramiento de la situación de las familias receptoras de ayudas.

Se puede decir que la integración de este tipo de biometría mejora la eficiencia y contribuye significativamente a aumentar la resiliencia de los hogares en riesgo de exclusión. Cuando la ayuda llega realmente a quienes más lo necesitan se crean medios de vida sostenibles y se ayuda a las familias a estar mejor preparadas para enfrentar posibles riesgos futuros.

Entrega de comida en bancos de alimentos o de vales de compra con biometría

La biometría inclusiva también mejora la entrega de alimentos en bancos de alimentos y organizaciones similares. El registro biométrico permite verificar a los beneficiarios y facilita la distribución de paquetes de alimentos o bonos de compra con autenticación biométrica.

Los bonos de los que hablamos permiten a los beneficiarios adquirir alimentos directamente en comercios locales, lo que ayuda a satisfacer la creciente demanda sin la necesidad de movilizar a personal y voluntarios para administrar los suministros directamente.

Escríbenos si estás buscando una solución de verificación de identidad que haga uso de la biometría aplicada a la ayuda humanitaria con el fin de garantizar que la identidad no se pierda, se registre varias veces o pueda ser objeto de fraude.

Portada Guía Reconocimiento Facial

Descubre qué es el Reconocimiento Facial

  • Conoce la historia del reconocimiento facial: sus orígenes y evolución.
  • Aprende cómo funcionan los sistemas de reconocimiento facial.
  • Mira los distintos casos de uso y posibilidades de aplicación.
  • Comprende las distintas implicaciones que tiene la tecnología en nuestra sociedad actual.
  • Descubre los desafíos en ciberseguridad.
  • Conoce las regulaciones implicadas en los procesos biométricos.

 Descubre qué es el Reconocimiento Facial

Portada Guía Reconocimiento Facial